Bulgari nos presenta Eau Parfumée au Thé Vert

Bulgari nos presenta Eau Parfumée au Thé Vert

Hace casi tres décadas atrás nadie hubiese pensado que el té podría ser parte esencial de una fragancia, pero el joyero Romano nunca ha seguido las masas. Y así nació Eau Parfumée au Thé Vert en 1992, la primera fragancia que daría entrada a Bulgari al mundo de la perfumería.
Hoy en Chile podemos disfrutar de esta maravilla en su versión Té verde y blanco.

Via Condotti

Un día, los clientes de la tienda de Roma entraron y recibieron la sorpresa, botellas de
350ml de una fragancia creada exclusivamente para ellos. El concepto era recibirlos en una
representación innovadora de la Ceremonia del Té Japonesa, un entorno tradicional,
estéticamente agradable y que invita a disfrutar los placeres del vida. Una ceremonia para
consentirlos sin ninguna referencia al tiempo ni a las actividades diurnas. El Eau Parfumée
Au Thé Vert no era para el público general, fue diseñado para un círculo íntimo de amigos
de la marca. Pero gracias a su éxito, la fragancia muy pronto salió de la paredes de la
boutique para hacer historia en el mundo de la perfumería.

Ni femenino, ni masculino.

Desde el comienzo el Maestro Perfumero Jean-Claude Ellena quería crear un una fragancia fresca y elegante para todos, que fuera más allá de los géneros. Algo abstracto, donde se capturaran la gran cantidad de riquezas asociadas con el mundo del té. Un mundo refinado, lleno de propiedades beneficiosas que han sido confirmados por botanistas y médicos Asiáticos durante siglos.

El creador quería capturar la frescura de las hojas de té con la transparencia de la luz: en los noventa, esta era la primera vez que se utilizaba el té como concepto. La sensación que despierta crea un puente entre el Este y el Oeste. Jean-Claude Ellena dice que “quería
expresar la fragancia del mundo al que pertenece: más que un perfume, Eau Parfumée au
Thé Vert se convirtió en una declaración del sentimiento zen.”
Eau Parfumée Thé Vert simboliza el deseo por la naturaleza y la búsqueda la felicidad en lo
esencial y primario. Regresando a las raíces del mundo, abre una puerta hacia la memoria,
la antigüedad. El espíritu de la fragancia irradia serenidad y regresa a lo básico, a lo simple, algo que la generación actual ansia encontrar.

Variaciones Cromáticas y Olfativas
La Energía del Verde

El verde simboliza energía y vitalidad. Los románticos fueron los primeros en asociar este
color con la naturaleza. La gloria del verde comenzó con el nuevo milenio y el concepto de
“bio lujo” o lujo orgánico. Las personas cultivan su jardines, exteriores e interiores a través de la meditación o otium, como le llamaron los antiguos Romanos.
A diferencia de otros té verdes, el té verde Japonés pasa por un proceso de vapor. Se
escogen los mejores capullos a mano y luego se enroscan, uno a uno para crear un té
completo con un sabor brillante, fresco y delicado. A la vez tiene una esencia floral que
evoca la intensidad y elegancia del Eau Parfumée au Thé Vert.
Eau Parfumée au Thé Vert es una mezcla molecular innovadora, un verdadero
revolucionario en el mundo de la fragancias Italianas. Es ligera, al igual que otras colonias, tiene notas florales como la bergamota y toques de cardamomo y pimienta. Lo que la hace diferente es la nota corazón, donde se utiliza un mezcla exclusiva de té verde, cedro, cera y almizcle blanco. Todos combinados crean una energía pura y de bienestar vigorizante. El rayo verde de la botella crea la impresión de que estas observando una piedra preciosa através de agua transparente.

Serenidad en Blanco

Para Kandinsky, es el color “antes del comienzo.” Ha sido un símbolo de pureza,
transparencia, luz y transcendencia a través del mundo. Un sinónimo de serenidad,
sabiduría y paz interior. El Camino del Té Blanco en Nepal invita a este recorrido creado
por Jacques Cavallier en su Eau Parfumée. Utilizó un ingrediente exclusivo, el Zen Yen- o
Aguja de Plata- que crece en un jardín secreto en el Himalaya. Según la leyenda, la cosecha
solo crece bajo la luna llena. Sus capullos se abren cuando son tocados por el agua y forman figuras mágicas. El té blanco es considerado el elixir de la inmortalidad y tiene muchas propiedades beneficiosas. Contiene tres veces la cantidad de antioxidantes que contienen los demás tés y es considerada el campeón de la lucha contra el envejecimiento. Jacques Cavallier ha reinterpretado su cálida harmonía floral, realzada por pimienta blanca, ámbar y almizcle.
La botella blanca evoca la opalescencia de la piedra de la luna.

Comenta con tu Facebook

comentarios

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *